Pages

mercredi, octobre 15, 2008

El tiempo

Sucede que siempre ando corriendo, no sé por qué, siempre tengo algo pendiente y, a veces, como ayer, me dije: ya, hay que vivir también. Me fui a comer con una amiga y abandoné mi computadora que parece una prótesis. Fui a comer una Sopa de lima (así se llama, no miento), con palta (aguacate), tortilla y pollo, y unos tacos de cochinita pibil al mercado de Medellín. En el D.F., llueve hasta una temporada, pero ahora hay sol todos los días y es agradable escribir al sol, aunque por la altura, golpea. Me saldrán novelas solares? Bueno, era una broma, pero este post surge a raíz de que recibo muchos mensajes de personas que desean que comente una revista, una publicación y no suelo hacerlo proque no tengo el tiempo para leer todo lo que me mandan y sobre todo porque me reservo para escribir sobre lo que leo yo, y para reflexionar más que para hacer difusión. No es que no me interesa, me interesa todo, solo que no lo puedo comentar en todas las ocasiones... Y me da pena (aquí quiere decir veruguenza, pero yo lo digo como pena de verdad) no hacerlo, me da culpa... Y me veo obligada a elegir y siempre gana otra cosa que es el estar conmigo y con la compañía silenciosa de mis lectores, en una especie de estado contenido, ajuste con la realidad, que es siempre menos seguir los movimientos exteriores... O algo así... capito? Sourire!!
ón

2 commentaires:

Apostillas literarias a dit…
Ce commentaire a été supprimé par l'auteur.
Baakanit a dit…

A veces se quisiera estar en todos lados, leerlo todo, complacer a todos, pero no se puede. Cuando se nos asignan tareas sentimos cierta pesadez, uno lo que quiere es estar en libertad, aunque a veces parezca demasiado egoísta o individualista no complacer a nadie o complacerse sólo a sí mismo.

Te entiendo completamente. Muchos nos conformamos con lo que tengas que decir.

Ciao