Pages

vendredi, mai 29, 2015

¿qué está pasando en el Perú? El lenguaje de los otros

Las noticias sobre el estado de emergencia en la región sur del Perú, el estado de emergencia en Islay, al sur de Arequipa, el paro en seis regiones apoyando a los manifestantes, la criminalización de la protesta a través de una pieza sencilla que los sectores más conservadores saben utilizar: la vinculación de sendero y el activismo político. Así la población está presa de sus propios prejuicios y miedos, si decimos "senderista", da " terrorista", amalgamas que responden a todo un historial difícil de resumir y que podría remontarse a la época del Plan Cóndor (miren la película con Robert Redford, si desean ir rápido), en que se quiso instalar una lucha eficaz contra cualquier intento de movimiento social de izquierdas en América latina comandado desde norteramérica. ¿Qué significa ser de izquierdas en este contexto? Principalmente ponerse del lado de los Condenados de la tierra, como los llamaba Fanon, de los más pobres, que siguen siendo una gran parte de la población peruana. El problema del peruano (prescindo de la categoría racial "indio") sigue siendo la tierra, como escribió José Carlos Mariátegui. Lo fue en México y es el problema en Colombia y, en nuestro caso, el problema son las poblaciones desamparadas que luchan por una razón simple: no quieren que les depreden su entorno, están cansadas de vivir en las márgenes del llamado "desarrollo", temen por un elemento vital: el agua.

El Perú, y la mayoría de países andinos, tienen glaciales que alimentan a los ríos que, con el recalentamiento climático, sufren pérdidas importantes de hielo que afectan a las poblaciones no solo como amenaza de catástrofe (como pasó en Yungay, en Huaraz) si no por la falta de agua para regar sus sembríos. Según el informe de sustentabilidad de la Southern, la compañía minera del problema actual, no es garantía de que no se contamine el agua del río Tambo, sobre todo, los sembríos de los valles que recorre. Esto no es paranoia, no es ficción, es un tema que está en el tapete con la cumbre sobre el clima que se hizo en Lima, y la que se hará en París, en diciembre.
Ahora, hay dos partes en este asunto que creo que se olvidan. La primera es que el Perú ha adoptado el modelo neoliberal sin ponerle ninguna condición, menos el del bienestar de su población (el tema de la educación es una perlita). Hay ciudadanos y hay Los olvidados y olvidadas que nadie ve y que no existen para el gobierno que está convencido que el desarrollo es la inversión, y que la minería es la única opción, así  termine con ecosistemas y arrase con la calidad de vida de las poblaciones que nunca han dejado de vivir en la pobreza. El Perú es un país hiper-occidentalizado en sus elites y sus gobiernos. ¿Qué quiero decir con esto?, que nunca ha puesto en duda el modelo de desarrollo tomado prestado de los Estados Unidos y de Europa, que el paradigma capitalista es el que domina, y que, aunque aquí, en el norte, se hable de la catástrofe ecológica y de los problemas con el capitalismo, allá no lo pongamos en duda. Es un país de "emprendendores" (sic), es decir, de gente que se ve potencialmente como empresaria, gestionaria, pero ignorando sus modos de vida y su entorno. Sin embargo, hay una minoría, porque no son mayoría y de ahí el atropello intuyo, que no ve las cosas de la misma manera, que piensa con sus propios instrumentos y que conoce su medio ambiente, que vive del agua del río, y que ha heredado el respeto por la naturaleza del pasado,  que siente, como sucede en Bolivia, que la naturaleza es un entidad viva y no una entidad inerte que hay que saquear Es el discurso que domina un poco el debate en Occcidente (Pierre Rabhi es bien aceptado por las clases medias y las elites en Francia, Podemos en España tiene problemas para mover las marcas), el problema civilizacional del cómo vivir en armonía. Para esto es indispensable un nuevo modo de vida, otros paradigmas, pero, quién renuncia a ese mito de felicidad que han alimentado tantos años, tantos medios, tantas elites, y ahora tan presentes en las redes? La vida como manual para ser un y una consumidor(a), como medio, no como fin.

Cuando la ex Alcaldesa de Madrid (Esperanza Aguirre) se refirió a Podemos como un partido "que se identifica con democracias no Occidentales", quiso referirse, sin saberlo, a los nuevos modelos de vida que están surgiendo en el mundo (sobre todo quiso decir una parte de América latina, ya sabemos quiénes), incluso en Francia, que forcejea con los discursos de derecha sin saber qué dirección tomar, Sivens, y las manifestaciones que hubo ahí en contra de la construcción de una represa que dañaba el medio ambiente y que acusó un muerto, es un ejemplo, pero se tiró para adelante. El partido socialista aun enarbola el progreso y el crecimiento ilimitado, la pregunta es si es posible ¿y a costa de quiénes, de qué vidas? Según Naomi Klein (Todo puede cambiar, capitalismo y cambio climático, publicado por Stock, en Francia) especialista en el tema del clima, el problema del recalentamiento y los gases de efecto invernadero no es una propaganda, es un hecho concreto. Si el planeta sube dos grados más, muchas especies van a desaparecer y los éxodos humanos serán mayores porque se hará imposible la vida en ciertas ciudades. ¿Se han enterado que la Unión Europea obliga a España a recibir una cantidad de emigrantes del norte del Africa que no puede recibir, que Francia se niega a admitir más emigrantes, que en el discurso del partido de extrema derecha es el tema de fondo?
Toda América latina es mestiza, es decir, es una mezcla de Todas las sangres y culturas ancestrales y Occidentales. Cuando se dice "democracias no Occidentales" es una forma de racismo, quieren decir, bárbaros, no civilizados, esto, por que hay un meridiano que indica que a partir de una cierta línea, que se ubicaría cerca del Ecuador, no se produce cultura, no se produce civilización tal y como los que se dicen occidentales la han imaginado. En época de crisis de paradigmas, esto resuena mucho más. Sin embargo nosotros, como país, nos seguimos pensando con instrumentos internos, no valoramos ni recuperamos nada, nada de lo que el pasado nos ha dejado. Vivimos en la A-historia (sin significantes), la falta de memoria y de continuidad narrativa, lo que permite plantar lo que sea en el medio. Es una tierra baldía, es el desierto, y lo es, somos tabula rasa donde se inscribe el lenguaje de los otros acallando las propias voces. La división social en el Perú es cruel, y pese a eso, vivimos con el mito reformista de Margaret Thatcher!  Con la idea de que si hay ricos, habrá más ingresos para el gobierno y habrá menos pobres, no tenemos petróleo, pero sí minería, lo que obliga a la política a apartarse del gobierno, no gobiernan, se administra dejando al país sin recursos, se vende el alma. El Perú esté en la lista de los países más contaminantes del planeta. No quiero culpar ni alimentar ese problema de la responsabilidad diferida que nos han endilgado. Tampoco Occidente está haciendo nada por detener los gases tóxicos, ni la depredación de sus tierras. Pensamos  optimizar nuestras producciones al mismo precio, pensamos que es la única salida, y lo entiendo, pero ¿no sería hora de que pensemos si ese modelo es sostenible, quién habla de eco-socialismo allá?
Nadie porque la palabra socialismo declina en -marxismo-maoísmo, senderismo... Ojo con esto.

Cuando veo los comentarios en las redes sociales siento inmediatamente que es un lenguaje que no "se habla" sino que está ocupado, pensamos con el lenguaje grosero de los medios de comunicación, como un servicio de inteligencia que filtra verdaderas frases y contenidos, transpirando prejuicios y miedo, sobre todo, falta de estima de nosotroas y de los demás. Como si la mirada feroz de una señora Aguirre nos señalara con el dedo, la mirada del colono,  mirada de la Inquisición. Eso me parece algo tangible, cuando observo, recorro frases.  Somos occidentales por la religión, la mayoría son católicos y cristianos, solo un mínimo se declara no creyente, incluso en Venezuela en plena revolución practica un "cristianismo laico", próximo de la Teología de la  liberación del padre Gutierrez. Y no es que esté en contra, prefiero eso a las sociedades laicas neoliberales, solo que hay un problema, la mayoría de la población confía su vida a la iglesia, le deja el trabajo que debería hacer ella para pensar cuál es la vida  que desearía llevar, que modelo de país, que futuro como individuoA y como ciudadanoA (la anulación sobre el debate sobre el aborto, recientemente abandonado es un ejemplo).  No se puede dejar de lado esta parte que exige, a corto plazo, que nos plantemos de frente antes nuestras tierras, cerros y apus, y digamos qué país deseamos, si un país depredado, sin agua, contaminado, lleno de edificaciones modernas donde nos esconderemos como ratas del calor si no planificamos, o uno donde podamos prevenir esta catástrofe que se nos anuncia continuamente sin que nos hagamos cargo. Dejar de hablar el lenguaje de los otros sería un primer paso.

mardi, mai 12, 2015

México, piedra sol

Mi relación con México es  muy terrenal, muy biológica, casi salvaje.  Por eso cuando estoy en esta ciudad siento que me crecen raíces y no logro arrancarme. Pero sé que hay muchos Méxicos, está el que he visto en Chiapas a través de mujeres fuertes, capaces de luchar solas, y el México burgués, abobado de las colonias Condesa, Roma, Polanco, hasta el lujo casi grosero de Las lomas de Chapultepec. No sé por qué leía en estas pequeñas islas de bienestar que dan la espalda al resto del país, los caballitos de este capitalismo globalizado, imperial, que dicta sus propias reglas frente a una realidad escandalosa: que ese bienestar reposa (y pesa como piedra de Sísifo) sobre las espaldas de cientos de mexicanas y mexicanos que sudan en su lugar, mueren en su lugar, sufren en su lugar... Esos claros son la oscuridad de otras casas, los platos con comida chatarra de los pobres, la monotonía de las vidas de la mayoría. Leo La jaula de melancolía, de Roger Bartra, esa jaula, a mi modo de ver, es la pobreza, y es también la mirada que se aloja en la cabeza de cualquier latinoamericano, de ser inferior, porque esa mirada ha sido construida desde fuera, desde una hegemonía blanca y occidental.

Ojo, las mujeres estamos igualmente atrapadas en la jaula, de tanto en tanto nos lanzan algunas migajas de pan y saltamos de contentas!!

Ayer que pasé por la librería Rosario Castellanos (de paso, leo Mujer que sabe latín, en el FCE, por qué no lo conocía, sorprende?) y pasando entre anaqueles cargados de libros, me preguntaba por qué se vendían libros de Flaubert, de Balzac y de todos aquellos que ya están libres de derechos y no de autores y autoras contemporáneas? Las librerías y los editores no han entendido que la época ha cambiado, que la gente no tiene tiempo para concentrarse y que el dinero no da, de seguir en esta locura del capitalismo, para libros.  De paso, ayer, en la Grand Librairie, emisión francesa animada por Francois Busnel (decir que es un animador más o menos concertador es mucho decir) vi la presentación de Milena Busquets quien acaba de publicar un libro que ha sido un best seller... no he leído sino unos fragmentos en El pais,bastante flojos y aburridos, pero, antes de juzgarla injustamente, prefiero leer el libro. Sucede que su risa se me aparecía amalgamada con el momento que vive el libro y la literatura, una carcajada sonora, deformada, algo histérica. ¿Qué podía hacer ella si no reírse de lo que decía el pretencioso de Yan Moix, un escritor que ha tratado de ocupar por todos los medios el espacio mediático sin lograrlo, otro clon de Beigbeder??

Y peor, ayer vi el libro traducido creo que en Anagrama de Francois Olivier Gislbert, ¿ a quién le puede interesar eso en México????
Esto demuestra que detrás hay poderes fácticos, de poder, que esto no tiene nada que ver con la literatura ni con su importancia, que hay que revisar el canon dictado por hombrecitos que se dan golpes en la espalda y que son esta carcajada sonora de Busquets frente a algo irrisorio: la literatura frente a la importancia de la vida, se ha convertido en algo al borde del ridículo. De ahí que Milena Busquets no supiera cómo reír, cómo comprender el éxito de su libro, ni cómo colocarse en medio de tanto misógino...

una imagen agradable: la intervención en la nueva librería del FCE en Tuxla, otra isla, ¿hasta cuándo?


jeudi, avril 30, 2015

las intermitencias del interior

No sé cómo pasa tanto tiempo sin que escriba en este espacio, como mi interior se pierde en el exterior y me deja deshabitada. Es eso, la cantidad de energía que invierto para afrontar el afuera, tan poco fuerte en significantes. Tal vez mi insignificancia me lleva a escribir, y, al mismo tiempo, me obliga.


Ayer me enteré de la muerte de un amigo escritor, Carlos Calderón Fajardo. Los diarios están llenos de noticias en su nombre, pero vivo siempre sintió que no se le prestaba atención. Recuerdo nuestra última visita a Ayacucho, sus frases generosas, su frustración siempre latente en un medio un tanto mezquino. La tristeza es que cada persona que se va se lleva algo de nosotroAs...

es duro.

recibido una carta de agradecimiento de un alumno mío en la universidad de Toulouse con una gran alegría. Me doy cuenta de que cuando se hace las cosas con cuidado y cariño, siempre hay respuesta. Al menos esto confirma mi intuición de que se puede lograr hacer que el lenguaje vincule, cree nexos. Yo que he preparado con mucho cariño mis clases, he recibido mi recompensa. (merci Simón)

Me gustaba observar a mis estudiantes, tan jóvenes, tan nuevos, como esa masa joven y suave donde se puede dejar huellas... ha sido bonito.

emprendemos rumbo a México, mi México... es una emoción, es intenso saber que vuelvo sobre mis pasos...


dimanche, avril 12, 2015

sobre la indiferencia y las escuelas a bajo precio

"Odio los indiferentes, pienso que vivir es resistir; No puede haber solamente hombres, extranjeros a la ciudad. Un hombre no puede vivir realmente sin ser ciudadano y resistir. La indiferencia es la abulia, el parasitismo y la cobardía, no la vida. Por eso detesto a los indiferentes. " Antonio Gramsci.


este párrafo que vengo de citar me habla mucho y me habla porque tiene que ver no con detestar a los indiferentes, que es el lado trágico de mucha gente, por lo que termina conmoviéndome, sino porque es el grado cero del lenguaje, es el lenguaje parasitario, alienado, totalitario, y eso sí, me aterra. Hablando de lenguaje, tendría que hablar también de lenguaje y comunicación. Estamos en la época de la comunicación,  expresamos necesidades, intenciones, pero rara vez sentimientos y emociones verdaderas. Es decir, que el lenguaje sea una manera de recorrer ese centro de nosotroas como personas enteras, vivas, no es ahora un problema que preocupe a nadie, a tal punto nuestro lenguaje se ha impregnado de la economía, del interés, de la ganancia. Hemos olvidado la generosidad de una frase, de lanzarse a recorrerla con aliento poético, de perderse en ella. En todo esto, me ha impactado algunos discursos de la Cumbre de las Américas, donde se ha hablado de política, pero, sobre todo, en algunos casos concretos, de seres humanos, de personas concretas. Es esa nueva forma de ejercer la política, sin el sesgo maquiavélico, perverso, y cínico en que han sido entrenados tantos hombrecitos de saco y corbata (pienso en el discurso retórico y vano de Barak Obama, que resonó todavía más porque estaba siendo escuchado por un grupo de gente que no se ha olvidado de hablar, de decir, no solo de comunicar), y aunque el saco y corbata sigan siendo el símbolo de una forma de dominación, ¿alguna vez se han preguntado los hombres por qué son tan dóciles en el uso del hábito?
Retomo el hilo, pensaba, ahora que dicto clases en la universidad de Toulouse, a alumnos del tercer año de literatura, que hay una fenómeno de globalización palpable, los mismos gustos, los mismos modelos, la misma indiferencia, la hegemonía del modelo nortemaericano se ha extendido en el planeta y los hace verse como modelo y paradigma con cierta arrogancia boba. Todo el mundo conoce la imagen esmaltada pero no el interior de las casas, conocen la propaganda y no la realidad. Estamos en un mundo globalmente alienado y monitorerado. Por eso la frase del poeta Raúl Zurita: ¿qué puede un poema contra un anuncio de Adidas? es el problema de nuestro tiempo. ¿Y qué pueden hacer un puñado de dirigentes hablando de igualdad, inclusión, repartición de riquezas a un país que cree, ejerce y cultiva una sociedad de privilegios y una plutocracia con todo el cinismo del mundo, se puede hablar de derechos humanos, y para quiénes?

Mucha gente me pregunta por qué me compro el lío político, y me parece una pregunta obvia, aunque no lo sea: me interesa porque cuando se  escribe, aunque no sea del todo cierto, hay una necesidad de verdad, de lenguaje y verdad- autenticidad, de búsqueda de vínculo, de recorrer el lenguaje y llenarlo de vida, no de disecarlo, así como muchas mujeres no podemos ser floreros y necesitamos un lenguaje que nos identifique, que nos haga existir. La literatura, en mi caso, espera que sea tan completa como la vida. O es que ella misma es su manera de complementarse, pero no de manera vegetal ni mineral, debe tener forma humana.  Las luchas de los pueblos marginados en América Latina y el mundo son también las luchas de las mujeres con ganas de historia. Si se ignora la historia no como ciencia, sino como testimonio válido, no es algo banal, es que así nada cambia, todo se repite. Es decir, la única memoria que tenemos es la escrita, la que se puede corregir, aumentar o comparar, y detestar los libros o no leerlos (Obama dijo algo así como que había que olvidar el pasado) es hacer tabula rasa, caminar sobre cadáveres, disecar el lenguaje. Es también la memoria de unos cuantos la que cuenta. Por eso Simone de Beauvoir dijo, las mujeres, no tenemos historia, así que todo está permitido. Con dios muerto, todo es posible, y si la palabra es verbo para los creyentes, pues matando al verbo son completamente ateos sin saberlo, un ateísmo nihilista que desea la nada. Lo que muchas personas presentes no querían aceptar (Correa, CristinaFernández, Maduro, Evo Morales) es esa a-historia, esa "a" privativa que marca el mapa de los derechos humanos, quiénes los tienen y quiénes no. Los que tienen derecho a la vida y los que no la tienen, los que tienen derecho a la educación, a la salud, a una vida serena y los que deben vivir aterrados con el futuro. Sin pasado (y esto atropella todas las reivindicaciones de poblaciones amazónicas, indígenas, etc) no hay futuro, ¿o es que estamos fuera del lenguaje? (pienso en la película de Godard: Adieu au langage) Es más grave de lo que parece y solo algunas personas atentas han percibido ese lado tramposo del discurso de Obama, ¿cambiará algo en un país que ha sido formateado así desde hace tiempo, cuya sola grilla de lectura en es el mercado, la religión, el maniqueísmo? No sé, más bien creo que no, y toda nueva propuesta no me inspira ninguna expectativa, que Hillary Clinton sea mujer, no significa nada, es cuestión de cultura. Es jefa del departamento de estado y ha apoyado la brutalidad del decreto en contra de Venezuela de su presidente...

Educación low cost

en un artículo de L humanité  (el único diario independiente ene este momento en Francia) leo que florecen las escuelas low cost en muchos países pobres, Kenya es uno de ellos. La educación es estandarizada, racionalizada a través de redes que dependen de la Bridge Academy, multinacional del grupo Pearson. Se trata de tres filiales Penguin group (que ahora tiene el monopolio de las grandes editoriales en nuestro idioma), Pearson education y Financial group, dueño de una cantidad de medios de prensa, entre ellos The Economist, Financial times, les Echos, etc.  "Es el sistema Mac Donald s aplicado a la educación." Los profesores se preparan en cinco semanas vía Internet y repiten la lecciones desde una tableta. Ninguna iniciativa, o sea maquinización y homogenización.  Las escuelas son precarias, latón o calamina, sobre todo en países como Kenya. Las familias pagan desde 6 dólares mensuales y a una inscripción en las escuelas de la Bridge Academy a los que se añaden gastos de inscripción y de dossier, etc. El sistema es inflexible en esta "educación a ala medida" (sic) que sacrifica muchas veces a las mujeres cuando la familia no puede pagar y decide elegir a un varón.  "Una mercantilización que inquieta a la ONU" se supone, que se manifiesta en contra de la privatización de la educación. El fenómeno de cadenas a a bajo costo se desarrolla sobre todo en la India, en los países del Este del África, Africa del sur, y el Perú!! Bienvenidos al nuevo Apartheid... El aumento de las tasas de educación portátil ha excluido sobre todo a las niñas, que no es una prioridad del grupo Pearson y compañía...

que tenga buen inicio de semana...

jeudi, mars 12, 2015

el sueño francés

Ya está, es un hecho, Marine Le Pen, como la alternativa política para las elecciones legislativas y las presidenciales del 2017, es pan comido. A muchos y muchas todavía les suena hueco, vano, y no lo es. El rostro de Marine Le Pen, considerada menos radical que su padre (Jean-Marie), es ahora un rostro familiar, aceptado, identificado con una alternativa posible. Cóooooomo? Pues la mayoría (los menores de 24 años y las mujeres) argumentan que su lenguaje es simple, que "sabe hablar", que es honesta (un poco como Keiko Fujimori en el Perú, como Marina Corina Machado en Venezuela, etc)
Vayamos por partes, el lenguaje de la candidata del FN es sencillo en comparación con el de los políticos del partido republicano, UMP, y el de los representantes del Partido socialista, actualmente en el gobierno. ¿En qué se distinguen? En su retórica, el de los partidos de derecha y de izquierda tradicional, es ilustrado, funciona con metáforas, es, solo en algunos casos, más literario. La modulación de la voz es distinta y no usa el lenguaje coloquial ni visceral como lo hace Marine Le Pen que asocia crisis con emigración, decadencia con pérdida de referentes culturales y globalización, amalgamas que sirven para causar efecto detrás de las cuales no hay ninguna propuesta verdadera. Podrían decir, es populista, sí, en cierto grado lo es, pero carece de los elementos populares, es decir, no es que utilice un imaginario popular, no está reivindicando el mestizaje ni la diversidad, no se equivoquen, es el modo de vida a la francesa como lo entienden en la extremas derechas, es decir, blanco, cristiano, antes que laico, consumista y definitivamente autista. Es decir, como si el país que es Francia ahora tuviese que expulsar de sus suelo a 6 millones de emigrantes, o peor, renegar de todas las herencias culturales buscando una especie de pureza inexistente. Su lenguaje es totalmente abstracto en ese sentido, pero funciona por los efectos sicológicos inmediatos que produce en el auditorio: son reactivos. Aparentemente son soluciones a la crisis de paradigma que vive en este momento Europa. Su lenguaje simple es el lenguaje del capitalismo, de las finanzas, de la ganancia fácil, del comercio y de la propaganda. Los y las jóvenes no entienden otro lenguaje que no sea el de las cifras, las elipsis, las reducciones, las caricaturas y los estereotipos. Toda la prensa masiva, la televisión incluso, irradia  y difunde esos modelos. Que sea sobre los árabes, los rumanos, o las mujeres. Es una doxa que ha instalado sus códigos en la psique de una mayoría. No hay otro lector de disco!! Es cierto que podría ser una patología del lenguaje convertido en administrativo, instrumental y sin aliento poético, sin imaginación, cierto, pero nadie es capaz de hacer un tal diagnóstico, es un fenómeno de masas. Hay una avería, un hueco. No olvidemos que la Segunda Guerra Mundial fue la locura socializada del odio, que ahora mismo vivimos brotes fanáticos en medio oriente, en el norte del Africa, e incluso en países como Estados unidos con un Presidente que solo ve soluciones militares a los problemas del hambre, de distribución de riqueza, de religión...  El Frente Nacional no analiza, solo esquematiza, y la reja de lectura de Francia, el país que hizo de su cultura diversa y literaria  un estandarte, se ha convertido en un país "sub-educado·, con gente que se deja seducir por el discurso más chato, más maniqueo de todas su historia. La Francia que aun se difunde desde la elites, padece esta separación dolorosa, es decir, no se logró democratizar realmente la educación, el neoliberalismo ha ido arrinconando a los más vulnerables, dejándolos sin futuro, sin trama, en la ausencia de visibilidad y de lenguaje que los represente. La literatura ha roto de alguna manera con esa continuidad histórica aferrada a un esquema y una visión de país burgués,  aislándose de los problemas de sociedad, olvidándose de incluir a toda una población variopinta. Sucede que la población solo se ve de una menera, no admite otras y cualquier intento de remover ese esquema, aborta.

El modelo de vida

es también un modelo de vida, post-social (resultado de la época industrial (Francia es uno de los países más industrializados en Europa), individualista y consumista el que impone esta opción. Es decir, a fuerza a automatizar reflejos: solo existe si consumes y lo demuestras, sucede lo de Paulov, a cada sonido de campana la gente corre a comprar, y si no puede, busca responsables.... Si el modelo está en peligro es por la crisis y la idea fatua de que los emigrantes y extranjeros son la razón de que tambalee ese modelo de vida, además  está el tema de la islamofobia que funciona como aislante. La gente está aterrorizada con las imágenes que difunde la televisión a través de esquemas burdos, grotescos (se perdió el refinamiento francés, es la vulgaridad de la derecha, su manera pobre de ver el mundo la que se ha instalado) de ajusticiamientos y atentados. Solo un detalle, creo que no hay que confundir la emergencia de una cultura popular en algunos países de América latina que desean instalar una estética y una epistemología propias, con el corte "popular" del Frente nacional cuyo modelo es burgués, pero burgués maltratado, excluido que quiere asumir el poder. El ideario del FN repudia de todo lo que viene de fuera, estigmatiza a los judíos, aunque disimule, y haya bajado el tono, podría parecer hasta interesante revisar la historia, pero no desde un llamado al odio y al desprecio del otroA. El FN es el lado más bastardo, más mediocre de la sociedad francesa paralizada por el abismo que se abre con la globalización y la desaparición de fronteras culturales, es el mazo del resentimiento, del nacionalismo más laxo, más conformista... Todo el mundo está tentado de caer en esta opción fácil, pero o inventamos o erramos, escribió Simón Rodríguez, que inspiro el filo épico de Simón  Bolívar y es esa diferencia, de lenguaje, de contenido, que hace que la propuesta de Marine Le pen se ubique exactamente en el otro extremos de algunas izquierdas emergentes...

mercredi, février 25, 2015

El prestigio de la palabra , la nueva trama novelesca

estos últimos días asisto a una marea inmensa de opiniones, como nunca la opinión pública se ha vuelto masiva, pero, ojo, no porque se publique, hay más atención. Esto tiene que ver con el prestigio que le otorgamos a la palabra de los demás, en el caso de las mujeres, es recurrente: su palabra no tiene prestigio y solo es escuchada  en el marco del espectáculo, no olvidemos eso, que en una ceremonia como la del Oscar se den discursos feministas no se traduce inmediatamente en "toma de conciencia". Veamos un hecho reciente, el atentado contra el semanario Charile Hebdo, en un mes han vendido 3 millones de ejemplares, un medio que no alcanzaba a vender 1000!!, se dan cuenta de eso? Sin embargo, después del último número post-atentado, poca gente se ha suscrito o compra el medio, es decir, fue solo un fenómeno mediático. la gente no entiende muy bien por qué manifestó salvo de manera sumaria: ser francés o francesa significaba adherir a los valores de libertad y fraternidad, una vez llegada a la casa, todo eso se esfuma y se regresa a la vida hiper individualizada, la soledad, la ausencia de valores colectivos. Es que todo está sujeto al fenómeno de la propaganda y no de la oferta, si algún medio poderoso y que goce de prestigio dice que una causa es buena, o que convierte a un país en la caricatura de país bananero pasa porque se acomoda a todos los clichés que se difunden todos los días en los medios masivos, que no son masivos, puesto que no muestran la pluralidad, sino que son muchas veces voceros de consorcios capitalistas, de empresas, cero objetividad. Del otro lado están los millones cuya palabra  no goza del más mínimo prestigio, tiene que ver con el color de piel y el género, de la misma forma que con el poder económico, imágenes de prestigio que nos e han cambiado. Nos tienen secuestrados, hablo de América latina en este caso, por nuestra ignorancia y nuestra pasividad frente al mundo, porque dejamos que nos dejen sin discurso, sin derecho a hablar. Es fácil entenderlo, toma cinco minutos, mientras más desarmado(a)s y desinflamados estamos frente a un hecho cualquier, más capaces de inclinarnos del lado más dominante, el fácil, el que aparece en todos los diarios.  miraba un programa de la televisión venezolana, Zurda Conducta (en el canal VTV, que se puede ver por Internet) dirigida a los jóvenes bolivarianos y al público en general. Resulta que hay algo que la gente no ve ni comprende por falta de dispositivos para comprender: esta es una revolución que quiere formar su propia carta cultural, antropológicamente hablando, por más que sus influenciasen y son occidentales, la idea es ser creativos, no hay que olvidar la frase que les ha marcado de Simón Rodriguéz, pedagogo que murió olvidado en el Perú: inventamos o erramos... está clarísimo. Por otro lado es una rebelión contra la cultura de las elites sometida al modelo norteamericano, consumista, acumulativo e individualista. El self made man, significa en este caso, sé un empresario exitoso, brilla por tu dinero, discurso que para los jóvenes chavistas, que buscan la igualdad y la fraternidad, suena hueco, caduco, su cultura es popular, mestiza, rock, salsa, sazón, música llanera, es la música de las calles, de los bares y restorantes, de los días de sol, de las playas, no las de salón pese a que haya el sistema de música sabia más importante del mundo que logra la reinserción social. En el Perú parece que el 70% se ve como emprendedor(a), obvio que no es porque sean incapaces de imaginar otra cosa, es porque es la única herramienta que conocen, la única forma de salir de la pobreza y la única imagen de prestigio. La revolución bolivariana les ha dado texto, ficción, proyección, a miles de jóvenes, hombres y mujeres, más allá de lo material, no hay mejor regalo que el poder soñar!!!
la mejor educación es aquella que nos enseña a soñar, a compartir, a estar en vida y no en estado vegetal. Eso no lo dice la prensa, que es un fenómeno de lenguaje lo que les dio el Comandante Hugo Chávez mirado con tanto desdén y el que protege Maduro, que no es es solo la economía eco-socialista como utopía concreta, si no ese impulso poético de una vida creativa, con sentido, y con trama, trama novelesca. Una vida invisible, sin trama, sin el movimiento de la imaginación languidece. Espero que este post me haya quedado claro... llueve a cántaros, con viento fuerte. hace unos instantes salí con un mega paraguas que es más grande que yo! Y así y todo me mojé... gripe en pleno apogeo, sueño, pero muchas ganas de escribir y comprender...

lundi, février 09, 2015

El río está cargado

"Amo la voz de los negros, como la marea sombría de los ríos", Curson MacCullers


Cuánto tiempo sin escribir ene tse blog! Nunca me había pasado. Razones que son intuiciones (una vida no basta `para conocernos), creo que es porque he perdido mi "eje", mi hilo de oro que se tambalea ante lo nuevo, lo inédito y trata de encontrar un refugio. También tiene que ver con una actualidad muy cargada que te vuelca al FB, ahí donde el diálogo parece haberse trasladado desertificando todos los demás. No hay correo, mails, no hay comentarios en casi ningún blog.

La manera de comunicarnos está cambiando a una velocidad vertiginoso, imposible de seguir. Siento que la literatura, tal como la hemos vivido hasta ahora es otro hecho desfasado. O entendemos que no puede ser un divertimento, como defienden algunas personas que escriben, o simplemente dejará espacio a otras artes, o entendemos que la literatura no puede estar disociada d ella realidad, o nos encerramos en un círculo inmanente y nos consumiremos soloAs, a fuego lento.

De todas formas no puedo evitar recurrir al lenguaje, es la única columna vertebral, es la vida. Las palabras son la vida en combustión...

quisiera escribir tanto, pero quiero vivir también! Eso me lleva a evitar estar sola escribiendo en mi escritorio. La sensación de aislamiento es más fuerte en Francia, el frío aísla, congela espacios haciéndolos intransitables. No puedo, como en Caracas, decir, salgo en cualquier momento. Me hace falta la exuberancia del trópico. Al inicio he pensado que iba a morir de pena, pero poco a poco, como animal dócil, bajo la cabeza, extiendo el lomo a las montañas pireneicas. París, me cuesta mucho. Es una ciudad muy dura, con gente muy maltratada en estos momentos como para lograr alcanzar el egoísmo que se necesita para concentrarse en sí misma. Sientes que la realidad es demasiado fuerte, demasiado pesada.



Necesito espacio, extensión para mi cabeza...
tendré que dejar este texto, tengo muchas lecturas, muchas cosas pendientes. Acabé de corregir un libro, para quiénes, me pregunté? No lo sé, porque es la estructura, el palincesto, y estoy obligada a mostrarlo, moral de la exclusión...

le coeur sait des chofes que la raison ignore point, escribía Pascal. No podemos explicar todo, decirlo todo, salvo bordear la experiencia. Dejar la cama echa, para luego poder descansar...


Hay sol, después d embucha nieve, sale el sol. Si pienso, voy a salir, no sé muy bien adónde, ando errática en el tiempo y en el espacio.

aprehender la realidad, remontar....