Pages

lundi, septembre 28, 2009

Por qué se escribe

Esta es una pregunta que nos podemos hacer a diario cuando vemos en qué nos hemos metido al decidir escribir: siendo mujer, el de tener que levantar la voz y pasar muchas veces como una histérica, siendo latinoamericana. y peruana, estar siempre en una especie de nebulosa, con una sensación de discriminación post-colonial. Por eso, no es suficiente con publicar en un solo país hay que ver de poder hacerlo en otros lugares, etc... La contradicción más importante es que escribir es un acto privado, para mí de salvavidas, pero que se hace público no bien empezamos a trazar líneas con sentido. Escribimos para qué? La rosa no tiene explicación, dice una frase, algunas escribimos porque hay una razón imperativa de construir con el lenguaje, de protestar, de decir, de hablar, y tratar de comunicar. Siempre me he dicho que los resultados no cuentan, puesto que el punto de partida es transparente, ahí donde hay pacto de decir la verdad, no puede haber pérdida. Pero, mientras más avanzo, más siento que me expongo a situaciones que a veces no sé cómo manejar, a ser un personaje público que no desea serlo, pero que sí desea protestar, que siente miedo, pero que quiere ser valiente, en fin, a todos los retos que todoas enfrentamos dáia día solo que aquí se inscribe. De lo que sí estoy segura es de que por más que publicar sea un acto público, sigue siendo privado en su elaboración interior, que por más que sea un gesto político, es también poético y metafisico en su interrogación con el lenguaje. Escribir y confiar en las palabras en estos tiempos, no es fácil, pero tenemos que seguir sin hacernos más preguntas, como la rosa es una rosa sin explicación y una la contempla (aunque no sea mi flor preferida) sin hacerse más preguntas sobre su belleza.

Video editado por mi Olivier (filmado por mi amigo Fernando) sobre la presentaciùon en NY, en la librería Mac Nallys Books, en el Soho, precedida del Washingon square park, uno de mis preferidos en el Village, que no diga que no me gusta NY, eh??:
video

9 commentaires:

Maribel a dit…

"No existen más que 2 reglas para escribir: tener algo que decir y decirlo"

(Oscar Wilde)


Yo tengo, además, otra regla:

comentarte lo que escribes hasta que la "moderación de comentarios" me fatigue.

Patricia De Souza a dit…

La moderación, Maribel, no es obligatoria... esto es un espacio abierto y me gusta leer los comentarios, es más, creo que siempre completan.....

saludos

Maribel a dit…

Patricia, la "moderación de comentarios" es lo que tú tienes activado a cada comentario que viene para tí.

Y a esa moderación me refiero.

Patricia De Souza a dit…

Sí, creo que salió espontánea y no es policíaca, de veras... es simplemente por apostar a un diálogo franco y menos esquizofrénico que el suele ser el de los blogs.. rien de plus...

pero, sí me he hecho la pregunta de si no debería dejarlos completamente abiertos...

Maribel a dit…

Tú misma.

Lur, Carol, Bruji, Carolinda, Ayawé the wolf, cola de ciervo, y se inventan más... a dit…

Buenas noches Patricia.

Yo soy consciente de que "escribo" y me expongo, cuando mi padre, pintor de profesión me dijo:

-"A este cuadro tuyo le falta algo". Luego si quieres le hacemos un marco, sí?
-¿qué? ¡qué le falta!
- La firma del autor, por supuesto.
- aaah, claro! ^_^

Y despacito, despacito fui escribiendo mi nombre letra a letra mi nombre . Tenía 4 años y mi primer "escrito" fue un dibujo con un cuento asociado que le conté a mi papá porque me pidió que le contara qué pasaba en el dibujo... y le gustó la historia, y el dibujo :-)).


Sobre mi blog, yo empecé por dejarlo abierto,
pero con el tiempo y más experiencias, pues a temporadas y por momentos.

También modero lo que escribo al darme cuenta, que puede leerlo cualquier persona, y sí, entonces estar expuesta a todo. Si das nombre, pones cara, y muchos datos personales-vivencias personales, la sensación de desnudez por momentos yo la he sentido, poco pero la he sentido: vulnerable me refiero. (las cartas personales y las notitas son otra cosa muy distinta para mí).

A veces es una gozada mostrame vulnerable
pero otras
no es agradable, no lo es si quien viene a tu blog lo hace por ejemplo, para atacar (sí, no sin querer no, sino para tratar de hacerte sentir dolor.
Y sí, lo he vivido y al principio me dejó perpleja. Y no me gusta la experiencia... en realidad a mí lo que me duelen son más bien las intenciones, lo demás, pues es lo de menos. Aunque no siempre, pero casi siempre.

ergo

cada día, lo decido. O cada temporada.

Hoy los tengo moderados,
mañada... "dios dirá".:-)

Holaaaa Maribeeeel también eoooo!
(Patricia, la conozco por pasarse algún rato por mi blog :-) )

Besos a las dos.
Y hoy
ya
somos
tres.

Buenas noches. (sí que lo son al hablar una miahita aquí a las dos).

Si quedó largo, sorry, trataré de sintetizar.

Maribel a dit…

Patricia y Carol-Lur a mí me pareceis buenas personas y no entiendo porque no puedo entender que tengais esos pensamientos de que alguién puede venir y lastimar y vulnerar vuestro espacio. Si pensamos positivamente generamos energía positiva.

Y si alguien viene de ese modo, también tiene derecho a estar aquí (por un tiempo, ya que lo podeís eliminar después). Así que los comentarios "dañinos" no les van a servir de nada. Pero, por favor, no censureis desde el principio. Esto es como una puerta cerrada, una vez abierta también podeís invitar a salir fuera o SUPRIMIR.

Patricia De Souza a dit…

Maribel, insisto en que nunca he pensado en censurar... es buscar..

Lur, Carol, Bruji, Carolinda, Ayawé the wolf, cola de ciervo, y se inventan más... a dit…

Maribel, mira te propongo algo si no lo he hecho ya:

ponte a escribir un blog por ejemplo, pero como te digo, con nombre apellidos, fotos, datos y vivencias personales, déjalo en modo "abierto", déjalo que corra, digamos que dos años para empezar... y luego me cuentas la experiencia.
Insisto también. :-))

aaah, y a mí la censura no me da hurticaria, si hay que llamarlo censura:
en lo que yo edito, creo que tengo todo el derecho del mundo-mundial (yomisma para ser fiel a mimisma)
de censurar lo que quiera. La censura no me parece mala persé, me parece que ya basta de demonizarla y utilizarlo como exigencia, arma arrojadiza o
mmm.... como pregunta insistente
por qué, por qué por qué...
si no se ha probado lo que te sugiero o no se recuerda (llevo 32 años exponiéndome si me llega la conciencia), o lo probaste o lo re-cuerdas?

sí dices sí y aún así sigues en tus trece. Pues ole con tu libertad!

Besos Patricia.