Pages

vendredi, juin 22, 2007

México, Sophie Calle


En el avión de Air France, leía un reportaje de la exposición de la artista contemporánea, Sophie Calle. La exposición se llama: Prenez soin de vous, que en castellano significa, cuídese. La idea de Calle, que ha hecho de camarera para contemplar la intimidad de los huéspedes o de detective, para ver qué se siente al seguir a una persona, era hacer analizar por distintas personas, desde una actriz como Jean Moreau, hasta desconocidas, esta carta de ruptura que terminaba con esta esa frase: "cuídese"(sic) Como Calle sabía que no deseaba quedarse con esa frase, ella sola, decidió que los otros se hicieran cargo de la "betise", de la frase... La exposición está en la Bienal de Venecia, en el pabellón francés, suerte para Sophie Calle.

Es curioso, mi continuum, en cada lugar que piso, que podrían terminar siendo escenarios (siempre digo las ciudades sson cada vez más los escenarios), es la escritura, escribir me hace presente ante mísma y me devuelve a mí. Ahora que llego a México, siento que es realmente un lugar exuberante, creo que los peruanos somos más austeros, más contenidos. Aquí todo desborda constantemente. Hoy caminaba rumbo al mercado, por la calle Amsterdan, en la colonia La condesa. Es una calle larga, en forma oval que antes fue un hipódromo. Está llena de árboles y eso da una atmósfera especial, permite pensar. La gente es muy amable, casi cariñosa. Hay una voluptuosidad en la manera de tocar... Por ejemplo, fui a lavarme el pelo, porque por enésima vez he perdido mis maletas, y me encantó cómo me tocaban la cabeza, con confianza, con decisión, sin miedo. Luego tomé un jugo de naranja que venían de Veracruz, delicioooso!!, y me pasé una hora viendo las frutas en el mercado... Me encanta esa manera lenta de vivir, como si el resto del mundo no existiese. Si en París hay silencio, aquí hay lentitud, como en Lima ligereza, volatilidad. Siempre veo a Lima, debe ser el océano, como una ciudad aérea, su signo (para mí) es el aire. Son impresiones...
En esta aldea global, comeré sudado peruano, con vino francés y productos mejicanos... Pero, el pozo, el interior, es siempre le mismo.
Cuelgo ua canción que me parece estupenda, por el acorde de la trompeta. la escuché una madrugada en la casa de Chateaubriand y así me enteré que el cantante Stephan Eicher, decidió poner esa trompeta "mariachi" porque quería algo suntuoso, como México.

Ah, y un fragmento del diario de Anais Nin, que casi termino.

Comprendo la soledad mejor que nadie, es por eso que contestto a todas las cartas que me mandan. Y cuando se habla de una indigencia de las relaciones humanas, me acuerdo de los lugares y las épocas que no procuraban vida: Hay que permanecer en estos lugares? Deberíamos tener la valentía de abandonar los lugares vacíos o desérticos. La vida es demasiado preciosa. Cuando miro hacia atrás me doy cuenta hasta qué punto creamos nuestro destino, y cómo suscitamos con nuestra pasividad los aspectos negativos. Nunca deberíamos aceptar la pobreza en la vida. Sé que es difícil hacer frente a lo desconocido, de crear una nueva forma de vida. Pero si depende de ustedes, no acepten el vacío.

http://www.youtube.com/watch?v=8vhsu--GoNw

1 commentaire:

Ashmed a dit…

Es la primera vez que vengo por aquí. Seguramente lo haré mas seguido. Que interesante tu descripción de Mexico y París desde el punto de vista peruano. Me dieron ganas de describir a la Lima que conozco desde el punto de vista Mexicano.

Un Saludo.