Pages

jeudi, mai 24, 2007

la experiencia

Constantemente me pregunto sobre qué es la experiencia, en qué consiste la representación y cómo mantiene una relación con la realidad. Pienso en las neurosis de personajes que como Emma Bovary nunca han aceptado la realidad y se han refugiado en la ficción de manera trágica. Cuando pienso que estoy en la casa de René de Chateaubriand, cuando sé que duermo en la habitación que está encima de la suya, me pregunto si mi fetichismo no es una forma de "bovarysmo", aparte de la inconstancia emocional. No, yo creo que no porque sé que cada cosa es lo que deseamos que sea, pórque sé lo importante que es la experiencia depurada en Lima y la voluptuosa de París, porque no hay paradigmas si no aquellos que sabemos pasajeros y efímeros, y por tanto, humanos, imperfectos... la cuestión es aceptar que lo ideal no tiene nada que ver con le mundo prosaico, y que es mejor este último, porque es el único humano. En cada gesto, por más vulgar que parezca hay un mundo. En cada frase puede haber un universo, en cada rostro, el infinito.
Entonces, nada, nada es futil si sabemos vivirlo. Creo que la inteligencia, la que se agudiza en contacto con los demás, consiste en comprender estas cosas. Hay muchas personas que lo entienden. Hoy en el metro, un diàlogo suntuoso entre dos ivorenaos (de la costa de marfil)... yo estaba al margen y, sin embargo escuchaba. Una mujer muy hermosa, mestiza, leía Las esoñaciones de un paseante solitario, de Jean Jacques Rousseau...
Y de pronto esa sensación de soledad que solo he sentido en el Perú, en el desierto o en la sierra peruana, esa sensación de un tiempo sin comienzo ni fin, de experiencia pura y sin miradas. Yo sé que existe, y aunque adore las ciudades, ese instante es como la eternidad, es como estar en contacto con el infinito (pienso en los lugares más alejados, más escondidos de Perú). Sé que mi padre me despertó esa pasión por el viaje y el movimiento, cada vez que él veía a recogernos en una caminoneta para partir a Huancayo, Huancavelica, o La oroya, que me parecía fascinante. Sí, fascinante ese paisaje de colores ocres, el comienzo de la industria y al mismo tiempo la pesadilla de nuestra época Pienso en lo que me ha contado Elba d ela mina de Yarinacocha, que ha contaminado un río y una población sin sentirse responsable. Vivimos todavía un un estado feudal. El patrón hace lo que quiere. Para qué tantos años de república y de elecciones si no existen ciudadanos?? Es atroz como mucha gente cree que posee privilegios. Es algo que trasciende toda comprensión. Y que me hace dudar sobre mis propias capacidades para comprender....
en fin.. Perú, es un país complicado, entrañable, duro, por eso, temible.

2 commentaires:

martín gómez a dit…

Ay, Patricia, si yo te contara cómo están las cosas en Colombia... Está claro que en todas partes el poder siempre incurre en estos excesos pero que en nuestras Banana Republics se sobrepasan más a menudo ciertos límites.

Te invito a ver mi blog sobre tendencias del mercado editorial: http://elojofisgon.blogspot.com

Martín.

IGGIX a dit…

la oroya es considerada como la chernobil peruana, los indices de plomo q arrojan los analisis de sangre en la poblacion de aquel lugar, son homicidas. en este ultimo tiempo se le achaca la responsabilidad a una transnacional minera q aun no cumple con el programa ambiental-pama- y ello significa la poca responsabilidad social q normalmente choca con sus intereses mercantilistas; vaya uno a ver lo q sucede tambien en la selva con el veneno q dejo oxy por ahi...pero a lo q iba, y es lo mas grave creo yo, es q los desastres ambientales de la oroya son pasivos de la actividad minera estatal q anteriormente explotaba tales yacimientos. osea, no solo el estado no porporciona salud y educacion de calidad, sino q encima negligentemente envenena a sus ciudadanos, a estas alturas parece un exceso hablar de ciudadanos...hay un desprecio por el desarrollo humano y siempre un doble lenguaje en temas ecologicos por parte de la politica nacional y en el mundo, despreciamos nuestro hogar en el universo por unas cuantas monedas; pero bueno, esperanzas en las nuevas tecnologias q se desarrollarian exponencialmente a lo largo de estos proximos 10 a 20 años podrian revertir el desastre, ojala sea tan real como algunos cientificos pronostican...
por ahi lei alguna vez q el ser humano es el unico q modifica semanticamente la realidad.
experimentamos la realidad atraves del complejo nodal de significaciones q compartimos culturalmente...por ello pienso q solo un simbolismo dentro de una erotica podria deconstruir sentidos y significantes y refundar un lenguaje desprovisto de la prehistoria de las pulsiones eroticas
otro idioma, en el metro, alguien desde su imaginario de costa de marfil, una mujer leyendo las ensoñaciones...un asombroso cotidiano