Pages

mardi, mai 26, 2009

las Once en México

Hace un día espléndido, un sol que invita a soñar... Justo leía la correspondencia de Malcoln Lowry con su editor (traducida por Sergio Pitol y publicada por la universidad de Veracruz) a propósito de la publicación de Bajo el volcán. Me gusta como Lowry defiende su novela, sus capítulos largos y confusos, y cómo esto responde a una necesidad de relación directa y subjetiva con la realidad. Es decir, para él, México es como el paraíso perdido, el Edén, pero como está ocupado por humanos es también un infierno (el Cónsul Fermín se ahoga en esa realidad). México es tan bonito que podría ser también infernal y no saber cómo disfrutar esa belleza, es como esa ventana que se abre frente a un hombre anciano y enfermo y exclama: por favor, ciérrenla, es demasiado hermoso y no deseo morir!!

Yo acabo de hacer una caminata y me he dado con las Once mexicana que significa comer tacos, molletes, etc, en los ambulantes que se ubican en las esquinas ( es la hora d ela merienda en España). Los olores a tortilla, carne, hiervas, chile, exhuman en las calles y es muy agradable y provocador, solo que no es muy ligero! Hay una sensualidad en ese rito porque se come con la mano (te dan un gel para que te las desinfectes) pero nadie ha renunciado a esa relación sensual con la comida. Y bueno, yo no comeré un taco, pero ayer sí que comí un chawarma delicioso en el libanés de la esquina de mi casa, con una música árabe, melodiosa que inundaba la terraza y la noche serena. Deliciosa. Y ahora a trabajar, hacer envíos....et caétera...

2 commentaires:

Rox a dit…

México, México. Después de cuatro años de ausencia, debo reconocer la fidelidad de sus palabras, de sus verbos, de sus imágenes, como siempre, esperándome.

Saludos desde el sur de la Capital,

Roxana

Alba a dit…

México, México.
Después de cuatro años, las fieles palabras, imágenes y verbos siguen aquí, esperándome. La misma lluvia nos baña.
No conocía el término de "las once" mexicanas.

Saludos desde el sur de la Capital!