Pages

mercredi, mai 06, 2009

La escritura literaria

Pasó la etapa de presentación que detesto porque me pone en una situación vertical, de autoridad al público. Eso de subirse a un estrado, el protocolo, no son mis aguas. Yo prefiero las relaciones horizontales, de cara a cara. Sin embargo cumplí y no salió mal solo que me dio la impresión que algunasde las ideas que expuse no quedaron muy claras. Una de ellas es la de la escritura literaria. Cuando digo que Samuel Beckett o Marguerite Duras (Claude Simon, Pascal Quignard... etc) han creado una verdadera escritura literaria y que esta no parece ser una preocupación de todoas loas que escriben, y no tendría por qué serlo tal vez, me refiero a que la escritura, la verdadera, extrae al lenguaje de su esfera social para darle nuevas resonancias poéticas, semánticas, sobre todo, espirituales. Quiero decir que dan cuenta de una vida, de un devenir. No es solo existencial, es vital. La escritura no es fácil de lograr, es casi imposible, porque hay que estar muy cerca de sí mismoa y tener una persistencia constante, además puede llevar también al encierro. Lo que sí dije con energía es que la literatura no es siempre un ejercicio fácil ni feliz, es duro y complejo. La reunión fue cálida, sencilla, en compañía de mi familia, mis amigoas y mis lectores. Adorables todos.

Cuelgo el link con el blog de Pablo Gallo, que está muy bien. Es un aire fresco, renovante. Y yo me voy a caminar, a ver olas...

http://elblogdepablogallo.blogspot.com/

3 commentaires:

Gabriel Brito a dit…

Hola:
He encontrado el link de tu blog en el de Tryno Maldonado. Llama mi atención tu comentario sobre la escritura. Voy a buscar alguna de tus novelas pues me interesa leerte. Soy Gabriel, soy de Acapulco, Guerrero, México. Escribo poesía, dramaturgia y dirijo teatro. Abrazos.
Te dejo mi blog: http://artenomas.blogspot.com

Johan Bush Walls a dit…

Mire pue maestra, el rollo de la escritura en realidad no es complejo, es cosa de ser auténticos nada más, de escribir partiendo de la necesidad de expresión personal; por eso resulta doloroso, porque al escribir se reabren heridas.

La complicación viene cuando los críticos quieren encontrarle tres pies al gato.

Salú pue.

OUTIS a dit…

Y, ¿qué otra Patricia conocemos, si no la de esos perjúmenes serpenteando entre signos?
Dicho de otra manera: yo no tomo vino. Besos.