Pages

mercredi, décembre 06, 2006

Llegando

Y aterricé en Lima, luego de un viaje larguísimo, después de haber perdido la conexión para Lima en Miami, una catástrofe con la línea aérea, American Airlines, pérdida de maletas y stress adicional. Pero, como sabía que el viaje era largo, acepté las cosas con serenidad y aunque exhausta, estoy en Lima. Cuando miró la ciudad desde el avión, me sorprende comprender que es una ciudad en medio del desierto. Es curioso, porque no debería sorprenderme, y sin embargo me sorprendo y me pregunto, con cierta angustia, cómo hace la gente que vive en las zonas pobres, en donde no hay agua. En Lima no llueve y nunca me he preocupado en saber más de lo que sé sobre ese tema, solo generalidades. De pronto, me gustaría saber cuáles son las reservas de agua… cómo se administran, alguien sabe?
Vista a la feria del libro de Miraflores, no muchos quioscos, pero sí cosas nuevas, no vistas, de las nuevas editoriales. La edición florece, joven, alternativa, interesante.
Me doy cuenta de que aquí se ríe con facilidad, que nadie se esfuerza en renunciar al placer (la comida es uno de los puntos álgidos de ese hedonismo) de la risa y el ovido. Ayer nos desternillamos de risa con Elba sobre detalles ínfimos, burlándonos de nosotras mismas. En medio del paisaje austero los gestos más banales se hacen sensuales y, de pronto, mi experiencia se hace tumultuosa, el tejido humano se extiende. Pese a que es una ciudad enorme, sus dimensiones son humanas. Pensaba en eso ayer que caminábamos por Miraflores o cuando paseaba por el malecón de Chorrillos, desde donde se ve la bahía de Lima inflada de edificios. Una torre como la torre de agua de Barcelona, no estaría mal. Jean Nouvel, el arquitecto del Museo de Quai de Branly y de la famosa torre de bcn, debería hacer algo así en Lima, la perspectiva sería genial. El verano hace que todo el mundo se ponga efervescente, abundan las presentaciones: esta noche, presentación de un libro en el jazz Zone, que finalmente se ha convertido en un verdadero lugar de culto al jazz, homenaje a Carmen Ollé en la Feria, el viernes, remate de cuadros y fiesta en Barranco, según me anuncia Tatiana. Es gracioso, después de la austeridad humana en la inmensidad de París, esta efervescencia me recuerda los años cincuenta allá, porque no sé, creo que ha desaparecido o se ha hecho más dispersa y menos visible, es lo que conversaba con Millet antes de partir. Por el momento no hace sol, está nublado y me he despertado con el ruido de las cuculís y los pericos salvajes que vuelan por todo Lima. Los jardines están flor y hay muchos picaflores, algo que también me sorprende. Me encanta mirarlos absorber la miel de las flores. Tal vez incursión en la playa del sur para ver el mar…
Antes de partir, pensaba, en el RER de París a Charles de Gaulle: si todo el planeta fuese una gran confraternidad humana donde hubiese verdadero intercambio, económico, pero también humano, todo el mundo estaría feliz. El sueño de un mundo así, no sé, tal vez no sea imposible.

5 commentaires:

Anonyme a dit…

Bienvenida y gracias por todo.

Adriana a dit…

Que alegría tenerte en Lima, aunque no te conozca personalmente. Ya no se siente en tus post esa lejanía que nos imponía el Atlántico! Bienvenida y gracias por el regalo cultural que nos das cada día vía este blog.

IGGIX a dit…

Lo mejor del Perú, amigos y comida, mas todas las expléndidas combinaciones que se pueden lograr con ellos; Lima, resúmen de una "Nación" de contradicciones y contrastes en caótico crecimiento; según recuerdo haber leído, con el agua que negligentemente desperdiciamos cada mes, se podría atender a 200,000 personas...y si tenemos en cuenta el deshielo de los glaciares andinos que desaparecerían en 20 o 30 años, nuestros desiertos serían aún más vastos...así que: !bienvenida! y aprovecha en tomar bastantes "liquidos"...

giancarlo tejeda a dit…

mierda, este lugar esta deshaciéndose en Nada

Editor a dit…

El agua de Lima proviene de la planta La Atarjea, que queda por El Agustino. Pero el aumento de la población hace que se busquen nuevas reservas. Existe un proyecto para traer agua desde Junín pero todavía no está listo. Según los expertos, cerca de un millón de limeños no cuenta con agua potable y esta es la causa principal de las enfermedades diarreicas en los niños. Algunos dicen que la privatización del servicio solucionaría el desbastecimiento pero el problema es tan complejo que no sé si "una sola" solución será suficiente.

Saludos y bienvenida.