Pages

lundi, décembre 18, 2006

Cultura Combi


Acabo de hacer una inmersión en la realidad, parada en medio de ella como lo he estado en medio de la Vía Expresa, tomando una "Combi" que se ha convertido en una especie de cultura alternativa decadente, caótica, la síntesis del "capitalismo salvaje", o su peor ejemplo. No puedo creer que servicios como el transporte público, incluso la salud, sean mercancías. Mientras la Combi avanzaba sin respetar ninguna regla de seguridad, maltratando a sus pasajeros, trataba de recordar cómo había sido antes, cuando vivía en Lima. Y recordé mi desarraigo. De pronto he comprendido que le debo el ser escritora a mi abuela paterna (la que me insistió y me costeó mi viaje a París), a quien llamábamos con el "oma" alemán, a raíz de mis primos hermanos, de madre alemana. Siempre que regreso a Lima me indigno por las condiciones de vida duras que enfrentan todos los peruanos, recordando a toda la gente que vive mal, sin derecho a una vida digna, ni siquiera la esperanza de mejorarla. ¿Es posible que no exista en el mundo la voluntad política de cambiar las cosas? Sí, es posible, la prueba. Aunque el crecimiento es notable, éste parece detenerse frente a un muro humano que se degrada, convirtiéndose en una especie de "alternativa desesperada al subdesarrollo", lo que se conoce como cultura "Chicha" y que no es más que un acomodamiento, sumiso, interesado e irreflexivo, al mundo capitalista. Aspirar a sus símbolos desvirtuándolos, lo que se conoce también como "Kich". Siento lejanía con todo esto, sobre todo porque no podría escribir ni pensar bien, pero como una vez me dijo Robbe-Grillet, la obligación de decirlo, de decir, basta! assez!...
foto: la Combi, transporte público deplorable.


1 commentaire:

Patricia a dit…

Patricia, he estado disfrutando mucho de tus impresiones sobre tu viaje a Peru. Yo soy una peruana que vive en Los Angeles desde hace 18 anos, y encuentro mucho sentido a todo lo que dices. Cuando voy a Lima, solo tomo taxi y no en la calle, sino los que llamas por telefono para que te vengan a buscar, tipo TAXI SEGURO. Pero tienes razon, los peruanos que viven alla se adaptan a maneras de hacer las cosas que a nosotros, los que vivimos en USA o en Europa, nos parecen inconcebibles.
Cambiando de tema, me fascina como escribes. Cuando vaya a Lima en Marzo, voy a buscar tus novelas.
Un abrazo,
Patricia (tocalla)