Pages

mardi, novembre 09, 2010

La confianza, ni estupor, ni temblores con el Goncourt

Siempre los momentos en que desconfiamos de nosotroas mismoas, nos llevan a derrapar. Ayer, escribí a toda prisa, bajo presión, mi artículo sobre le Premio Goncourt, y escribí Congourt! Revisé todo, salvo esa palabra... Voila, y estaba escribiendo en francés, corrigiendo la novela que estoy terminando, pero no sé, hay como una negligencia adrede, un querer que algo "falle" que viene desde el interior. Es muy psicoanalítico y creo que las mujeres somos más suceptibles de caer en esa trampa. Además mi relación con el castellano es bastante conflictiva, entre la culpa, la responsabilidad, y la verguenza... sí, la verguenza, que es el tema que estoy trabajando. El francés, por ser adquirido, me deja más libre, y hay menos peso afectivo, por ejemplo,  hay cosas que solo puedo decir, y diré, en francés. Pensaba de paso, si diré ( a mí misma) todo lo que no me he dicho, todo lo que he maquillado....

Lo que si sé es que escribir en otro idioma es como nacer de nuevo, y eso cuesta...

Como previsto, Houellebecq ganó el Goncourt, casi a la unanimidad y en un fallo que duró siete minutos (sic)!! Ua novela que se sabía apuntaba al premio, como lo resalta Pierre Assouline, quien dice cosas ciertas sobre este libro: "perfectamente liso, concesivo, nada de provocaciones", formateado para ganar... Ni estupor, ni temblores...Sin embargo, yo creo que no le reconoce al autor la forma inclemente con que se juzga y se mira, cosa que no es fácil (creo que pocas veces he leído autodescripciones tan crueles). Cierto, Houellebecq posee el cinismo de nuestra época y otros defectos como su misoginia, pero no creo que mienta, e, incluso en sus impostaciones, me parece auténtico. Tal vez sea ingenua, pero yo sí le creo...

de ahí a que la novela me guste, no diría que me guste, no tiene ese trabajo con el lenguaje que yo siempre busco como alguien que quiere algo que la ilumine, sino que me parece interesante, un testimonio y una mirada interesante, dura, terrible, legítima. Sucede que los escritores parecen dividirse en dos bandos, aquellos que trabajan con el idioma para hacerlo respirar, y aquelloas que trabajan con categorías fijas, lo asfixian y se asfixian con él, sucede que ambas pueden y deben existir como el día a la noche...

6 commentaires:

Anonyme a dit…

El Goncourt es un reconocimiento estrictqmente comercial.
Plinio.

Anonyme a dit…

nosotroas mismoas : nosotras mismas
verguenza : vergüenza
afectivom : afectivo
autodescripciones : auto descripciones
aquelloas : aquellas
puden : pueden
A ver si corriges esto ya que en todas tus publicaciones parece que tuvieras prisa por publicar. Corrige tu ortografía.

Patricia De Souza a dit…

Estimados anónimos,

¿por qué siempre escriben desde el silencio, por qué siempre para insultar, ofender o hacer de policías? Una se pregunta por qué y por qué, sobre todo por qué pierden su tiempo buscando lo que no van a encontrar, reacciones. Este blog busca el silencio, siempre el silencio, incluso en el error, que es una marca de un estado, de un instante. Aunque se trate de editar, siempre quedan esas imperfecciones involuntarias o decididas, como elloas, aquelloas... si no han entendido es porque no desean leer. Entonces, hay otros espacios. ¿Por qué hacen tanto ruido?
amistosamente.

Anonyme a dit…

No veo que de insultante puede tener la gentil observacion de un simple lector.
La autocritica a veces resulta mas eficaz que una reaccion apresurada.
Hans.

Patricia De Souza a dit…

Y bueno, este mensaj se borró y he debido volver a ponerlo...
Hans,

"Corrige tu autografía" no es una gentil observación, es un imperativo bastante grosero.
Y no creo que las explicaciones de la autora sean una reacción apresurada, sino más bien una explicación de su concepción del lenguaje.

No es un delito estar de acuerdo a dit…

Patricia tiene razón, se debe corrregir pero no desde un anónimo. Los anónimos a mi támbien me pasan fáctura pero en lo posible trato de no responder. Suerte Patricia. Evitalos, ovialos, Te admiro.