Pages

jeudi, décembre 03, 2009

Las ideologías, Barataria

Repasando lo que dije en un anterior pos sobre el cambio climático, justo, caí sobre un artículo que me hizo pensar desde otra perspectiva: en cómo la ecología se está convirtiendo en una ideología, en un pensamiento supersticioso, sumario, deshumanizado, de alguna manera, y muy moralizante. Cierto, cada vez que denunciamos algo, corremos el riesgo de caer en la moralina, lo digo por todos los temas, incluso los de la exclusión. Es decir, protestar tiene que contener también una necesidad de comprender. Toda reflexión es incompleta y hay que ver el otro lado de la orilla. No es que no sea urgente pensar en el problema del clima y la energía, es que hay que tener en cuenta cuáles son los riesgos reales (yo o soy una experta) y no entrar en sicosis, la ecología no puede reemplazar al comunismo!

Hoy hay un sol espléndido en México, recalentamieno? Cómo saberlo? Pero hay que disfrutar. Corro a buscar la Correspondencia de Sade a la Casa de Francia en bicicleta.. Bueno, aún es temprano, así que espero que sea una hora razonable, aunque yo adoro levantarme temprano, cuando todo el mundo duerme. Y leer!!

Tengo que decir que la colección de vanguardistas que ha lanzado Barataria, coordinada por Claudia Aapablaza, está muy bonita. No conocá a Juan Emar y este texto seleccionado y prologado por Enrique Vila-Matas, Un año, una joyita, la verdad. Cierto que son textos de una época y sin embargo mantienen su frescura. Una buena idea para refrescar el panorama editorial en España. Les recuerdo que también han sacado La casa de Cartón de Martín Adán... otra lectura refrescante...

5 commentaires:

Jorge Ampuero a dit…

Siempre es grato regresar a "La casa de Cartón".

Saluditos...

claudia apablaza a dit…

eso mismo digo.

Fernando a dit…

Mucha razón tienes. Estamos en peligro de caer en otra religión con lo de la ecología.
Y en cuanto al calentamiento del planeta los datos son un tanto ambiguos. Puede ser que haya sido la actividad humana la responsable de ello pero ello no explica el porqué ha habido otras épocas de calentamiento y/o enfriamiento. Se dice que cada diez mil años ocurre algo parecido y hace casi diez mil años del último deshielo...

Para pensar, cierto pero sin caer en la histeria y la paranoia...

Abrazos y bienvenida de vuelta al continente (en realidad nunca te has ido).

Patricia De Souza a dit…

Es como para pensar, no, Fernando. Síiii... de nuevo en el continente, cerca, muy cerca.... abrazos fuertes....

XIGGIX a dit…

La verdad es que no entiendo como se puede llegar hasta tal grado de negación con respecto a algo tan objetivo como es éste desastre ecológico en el que vivimos, uno de cada 4 mamíferos está ne peligro de extinsión, una de cada ocho especie de aves y un tercio de los productos hidrobiolícos, Groenlandia se derrite como cuando nos apresuramos a comer un helado en plena canícula y en éste instante hay más de mil icebergs que se han desprendido del antártico, en Tasmania se depredan los bósques nada menos que con Napalm, así, a lo bestia, destruyendo todo tipo de especies para producir mas papel, pensar que es sólo histeria es hacerle el juego a los "negacionistas" contratados con millones de dolares por las grandes transnacionales de los hidrocarburos para intentar convencernos de que todo es pura peliculina tipo 2012 y que entónces en Copenhague los paises más tóxicos se nieguen a aceptar su responsabilidad; no es cuestión de ideologías, si no de sensates y responsabilidad para que otras generaciones puedan apreciar la belleza de ésta naturaleza planetaria que es un organísmo vivo del que nosotros somos una entre millones de especies viviendo en perfecta dependendencia aunque no lo percibamos, el planeta ha pasado por cinco grandes extinsiones, pero la velocidad con la que nos hacemos paso a una sexta, es ciertamente impresionante, pero bueno, cada quien ve lo que quiere ver o, mejor dicho, lo que subliminalmente lo obligan a ver