Pages

jeudi, juillet 19, 2007

Intensidad

No es muy común que me encuentre con un texto y que no lo abandone hasta terminarlo. Pero me ha sucedido esta tarde: andar buscando espacios donde terminar una novela de Cristina Rivera Garza, La cresta de Ilión, Tusquets. El texto es tenso, plástico, ditirámbico, excelente. No resumo el contenido, porque hay que leerlo, hay que estar con él y entrar en ese mundo personal de la autora que maneja su aparato de ficción con pericia de relojera. Estaba en un café y un hombre se puso a tocar una trompeta, una canción triste, que se absorbió en las calles concurridas de la ciudad de México. De pronto, todo me pareció cargado de significado, creo que solo en este lugar se puede escribir así, con esa simetría entre el lenguaje y los sentidos, como si esto alterase nuestra percepción y la hiciera más intensa, más verdadera. Le agradezco a Cristina haberme recomendado esta novela suya porque la he disfrutado muchísimo y ahor aveo México con otra mirada. Pienso seguir leyendo otras más. De regreso, descubrimiento de un restaurante catalán, sentidos agudizados por la lectura, presencia, ganas de eros y la memoria activa, como una perfecta máquina de ficción. Obligatoriamente iré a este lugar a pedir una "fideuá"...

1 commentaire:

Jorge Ampuero a dit…

Suele pasar cuando algo que leemos nos cautiva,por no sé qué...me pasó casi igual con Shidarta de Hesse.

Saludos...