Pages

lundi, avril 09, 2007

Ofrecer

Mnnnn, cuando hay un silencio prolongado, siento que hay una contemplación reservada de lo que voy escribiendo... Tal vez es como cuando contemplamos el sol ocultándose y no decimos nada, solo nos mantemos de pie mirando...
ayer por la tarde el cielo de París estaba extraordinario, colores y texturas para compartir. Me digo que tod depende de nuestra capacidad para recibir y estar dispuestos a recibir lo que la vida nos va dando... Leer a Baudelaire o caminar simplemente por las calles . Y contemplar...

3 commentaires:

IGGIX a dit…

por lo menos, el q ahora se confiesa, esta dentro de aquella intuicion, y es q leyendote siempre logro sentir las hojas q se quiebran entre los bosques q alguna vez describiste, o el crujir de la grava bajo la perpectiva de alguna calle de una francia q imagino y huelo desde q la conoci por otros...
aprecio lo q haces, aunque soy medio autista

rossina a dit…

Pues sí, es algo así. Una lectura silenciosa de lo que escribes (de lo que Otros escriben) es algo en lo que me remanso.

carlos valencia a dit…

Te inspiras en la naturaleza me parece muy bien... y creo que deberías además de novelista consagrada una crítica de arte.

Que sigan los éxitos y saludos a Nostradamus.